La pelota sí se mancha

NOV, 22, 2017 | 00:15 - Por La Hora Diario

Maradona en su partido de despedida pronunció una frase de mucho picante: “La pelota no se mancha”. ¿Era justo el futbolista argentino, campeón del Mundo en México 1986? El ‘Pibe de oro’ es uno de los personajes que más manchó a la pelota, pero hay otros, como los dirigentes de la FIFA, Conmebol y Concacaf, que la embarraron por completo.  

El ‘FIFA gate’ destapó el mayor escándalo de corrupción en este deporte. Sin embargo,  su entramado sigue dándonos sorpresas. Coimas, lavado de dinero, sobornos y fraudes son algunos de los delitos en los que están implicados los ‘mandamases del fútbol’ en relación con empresarios, cadenas de televisión, políticos y mandatarios de países.

Ecuador y la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) no son la excepción. Empezando por Luis Chiriboga, quien mandó en la FEF por 18 años, fue sentenciado a 10 años por lavado de activos. Para algunos ingenuos con él y en él habría terminado el asunto,  pero la olla se sigue destapando. 

Alejandro Burzaco, acusado de pagar sobornos para hacerse de los derechos de televisión de torneos en Latinoamérica reveló, en juicio que le sigue la justicia norteamericana, que en su lista está Chiriboga. Supuestamente el procesado dirigente de la FEF recibía 600 mil dólares anuales por beneficiar a ciertos empresarios de medios en perjuicio de otros.

La pelota del fútbol está manchada, es necesario sacudirla para que este deporte vuelva a moverse según los principios éticos que en su inicio lo animaron. Esta es una tarea impostergable. En ella todos, deportistas y aficionados, debemos contribuir resueltamente.


Lo que más necesitamos es una persona que nos obligue a hacer lo que sabemos”. Ralph Waldo Emerson Poeta y pensador estadounidense (1803-1882) Si nada es cierto de por sí, nada es probado, y si nada es obligatorio por sí, nada es obligatorio en absoluto”. Clive Staples Lewis Escritor británico (1898-1963) 
 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Cambio para bien

| Frente a la realidad que vive el país, cuando el pueblo ecuatoriano naufraga en las aguas tormentosas del mar de inmoralidad, resulta un requisito indispensable que la administración pública sea saneada.

Hay que salvar al mundo

| La paz en un estado de quietud, placer y comodidad que todos los seres humanos desean poseer y conservar.

Una publicación compartida de Diario La Hora (@lahoraec) el