Supercom

DIC, 17, 2017 | 00:12 - Por Richard Salazar

La semana ha sido muy histórica: el Vicepresidente y un grupo de sus colaboradores han sido sentenciados a prisión por corrupción. Si bien la ciudadanía está satisfecha, se espera que sea solo el comienzo de la cacería. La corruptela en torno a Glas y los sectores estratégicos no es todo. Es lamentable, pero cierto, lo que el presidente Moreno afirmó: en contratación pública, donde se ponga el dedo brota pus.

Los escándalos de manejos arbitrarios en los medios públicos incautados han superado las expectativas de los más críticos. La impunidad es consustancial a la corrupción y en la comunicación la cuestión está hoy en la propia Superintendencia: tiene un superintendente no solo parcializado, sino lo siguiente; y lo secunda una ley que impide que realice lo que se conoce como el debido proceso: que la parte acusatoria no sea la misma que procesa y dicta sentencia. 

Esto es tan ridículo como que un estudiante saca mala nota y como revancha hace una denuncia al profesor; el mismo estudiante la procesa y le sanciona, con la única prueba de su propio testimonio. Así se han realizado cientos de sanciones a todo medio que no pusiera noticias al gusto del mandatario autoritario de los últimos 10 años y sus corifeos. 

Pero el superintendente tenía un pasado. Según la Contraloría, no solo tuvo ingresos abusivos en un medio incautado con dineros públicos, también se llevó un carro del canal sin pagar y ahora hace ademán de acordarse.

Asambleístas: es hora de reformar la ley. La comunicación necesita una legislación, pero esta debe ser justa e imparcial, garantizar la libertad de expresión e impedir los caprichos del poder. Caso contrario, la vanidad, obsecuencia y perversidad de los personajes de turno puede llegar a ser más abuso e impunidad, disfrazada de estado de derechos.

[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

www.lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

¿Guerrilleros o narcos?

00:14 | | El supuesto pacto de paz que –también supuestamente- permitió el desarme de las FARC en Colombia entró en su punto más crítico, tras la captura de uno de sus negociadores requerido en Estados Unidos por narcotráfico. 

Paz, unidad y cultura

00:12 | | El libro ‘Kitu milenario, paisajes culturales’ es una obra de 10 estudiosos de la identidad y la cosmovisión andina ecuatorial con sugestivos temas como la ruta procesional de los monolitos o siete cruces, el geoparque del Pichincha, las quebradas de la ciudad, pucaráes, Cochasquí, la espiritualidad ancestral en El Panecillo, los imaginarios totémicos, la simbología milenaria de Quito, los paisajes urbanos y la defensa del patrimonio. 

Juntos ante el flagelo

00:10 | | La búsqueda de una nueva estructura socioeconómica, en la que aún estaban miembros de la Iglesia  católica a través de la denominada Teología de la Liberación,  motivó erróneamente una insurgencia armada en Latinoamérica detrás del ideal socialista. A partir de la apertura de la Unión Soviética al mercado mundial capitalista, la época de la llamada perestroika, varios de estos grupos rebeldes perdieron a sus financistas y se convierten en caldo de cultivo para que el narcotráfico lance sus tentáculos y surja  una “narcoguerrilla”, que se ha convertido en un ‘narcoterrorismo’ al que no le interesa el logro de la justicia  social.

Desate de sombras

00:08 | | El Plan Ecuador que promovía fronteras vivas en el norte del país y el Proceso de Paz en Colombia han sufrido desgastes y sus arduas y dolorosas consecuencias han devenido en la pérdida de siete compatriotas de El Comercio y de la Armada y el secuestro de dos ciudadanos.

No seamos objetivos

00:06 | | Ahora llegó el tiempo de ser cautelosos, de exponerse menos, de medir lo que se comenta, de evaluar lo que se comparte y de saber a quién se acepta como contacto en los medios sociales.

Una paz siniestra

00:02 | | Es un fracaso la política de comunicación oficial para abordar narcoterrorismo, pánico social y crisis de seguridad. En escena: una serie de ruedas de prensa inútiles, boletines contradictorios, desinformación y pactos con directores de medios para esquivar incógnitas. Dudas de transparencia o desconocimiento al esconder datos, nombres, hechos e inoperancia para tratar la angustia social creciente. 

No importa quién se embarre

00:04 | | Haberse apartado del régimen totalitario de Rafael Correa será un mérito que la historia le reconocerá a Lenín Moreno. Ponerle punto aparte a ese capítulo y reacondicionar el ambiente para el goce de nuestras libertades entraña un valor que merece, incluso, agradecimiento ciudadano, pues el Presidente bien pudo haber medrado del aparato de Estado que le quedó intacto para ser el nuevo señor de la hacienda en la que estaban convirtiendo al Ecuador. 

GALERIA DE VIDEOS

       

COLUMNISTAS