Cima y abismo

ABR, 16, 2018 | 00:10 - Por FRANKLIN BARRIGA LOPEZ

Franklin Barriga López

El populismo enceguece a las masas con discursos emotivos, falaces, artificiosos, sistemáticamente elaborados para utilizar la angustia de los pobres como argumento principal para sus fines electoreros de conocida demagogia y engaño, mientras los líderes de esa corriente se enriquecen a menudo con métodos nada recomendables. Ejemplos al respecto abundan, dentro y fuera del país.

Uno de los exponentes de esta forma de hacer política y que alcanzó popularidad notoria se enredó en las redes que él mismo tejió: Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil, se halla en prisión, luego de haberse refugiado en la sede de un poderoso sindicato, en Sao Paulo, ante los requerimientos de la Ley.
Este personaje, que estuvo en la cima y que cayó abruptamente al abismo, se encuentra condenado a doce años de cárcel, por corrupción y lavado de dinero, una vez que se negó la acción interpuesta por su defensa. Como ha sucedido en casos similares, se han esgrimido argumentos que se trata de persecución política y no de haber recibido, entre otras acusaciones, un exclusivo departamento localizado en la playa, a cambio de favores para una constructora.

 Brasil está sacudido por casos de corrupción producidos en las más altas esferas. Otra mandataria, Dilma Roussef, fue destituida por el Senado, acusada de responsabilidad en el maquillaje de las cuentas fiscales y la firma de contratos sin aprobación del Congreso. A Michel Temer, actual gobernante, se lo investiga por sospechas de responsabilidad en sobornos para financiar ilegalmente sus campañas electorales.

También en Argentina, Perú, Guatemala y Panamá hay muestras de acción de la justicia para los “intocables” cuando ejercían el poder. Lo mismo, y en buena hora, parece que ha comenzado a suceder en Ecuador.

[email protected]

 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

Gobierno de unidad nacional

00:15 | | Por sus intervenciones y entrevistas con medios de comunicación, el presidente Lenín Moreno parecería estar abocado a una crisis ministerial. Así lo indica la repetida frase “un paso al costado”, al referirse a quienes pudieran haber cometido errores o no haber estado a la altura de los desafíos que la realidad les ha puesto delante. 

Hechos de terror

00:10 | | Centenares son los comunicadores muertos en México y Colombia. Quienes se desenvuelven en los campos del delito, les ofrecen a los reporteros primicias noticiosas y los secuestran, cuando no les matan a quemarropa, antes de emplear este tipo de trampas. El objetivo es intimidar y evitar que la prensa denuncie actos indebidos.

Diez días o diez años

00:05 | | El 16 de abril el presidente Moreno dio a sus ministros 10 días de plazo para lograr la captura de alias Guacho. Plazo absurdo porque no está en manos de los ministros el poder cumplir tal orden. De todas maneras, al segundo día de la temperamental orden se ha producido otro secuestro atribuido a Guacho. Lo evidente es que en diez días no se va arreglar lo que ha sucedido en diez u once años de desgobierno, de alentar una revolución ciudadana que solo ha producido corrupción, desamparo, inseguridad, espionaje interno y ahora temor en toda la población ecuatoriana.

GALERIA DE VIDEOS