No seamos objetivos

ABR, 22, 2018 | 00:06 - Por Pablo Escandón Montenegro

Por: Pablo Escandón Montenegro

Ahora llegó el tiempo de ser cautelosos, de exponerse menos, de medir lo que se comenta, de evaluar lo que se comparte y de saber a quién se acepta como contacto en los medios sociales.
 

Todas estas recomendaciones ahora son palpables, ahora son más útiles, porque nunca hicimos caso de lo vulnerables que somos en estos espacios y que ahora pasamos a ser objetivos de los criminales.
 

Decir a dónde vamos, dónde estamos y con quién es solo para nuestros círculos íntimos, para nuestra seguridad y regocijo. Debemos bajarnos del mundo del ‘like’ y de la redistribución de información no confirmada.
 

La seguridad digital no es solo por la coyuntura actual. Pero sí, también es por ello. Debemos darnos cuenta de que nuestro rastro y comportamiento digital crean pautas, no solo para que nos atiborren y bombardeen con publicidad o para que nos roben los datos, sino que va más allá. Es para que no seamos objetivos canjeables.
 

Ahora debemos aplicar con mayor criterio la curaduría de contenidos que publicamos en nuestras redes y hacer de nuestras cuentas espacios de crecimiento y no de ‘voyeur’ ni de discriminación o ataque. 
 

La violencia en redes es violencia, a final de cuentas. Debemos y tenemos que ser parte de una cultura de paz, deliberante y dialógica. 
 

Es muy fácil encontrar contenido con el cual no conectamos y también es muy fácil convertirlo como objetivo de denostación y descalificación. Mea culpa, culpa de todos. Y esto es lo que debemos desterrar.

No debemos ser objetivos del odio y tampoco debemos encontrar objetivos para depositarlos con desprecio o ira de un momento situacional. Sí, hay quienes dicen disparates y atacarlos es contribuir a ello, al disparo, al gatillo fácil, como pusieron en redes.
 

Somos seres humanos, sujetos y no objetos. Y como tales debemos y procuremos tratarnos. En muchos casos, sentenciamos y ‘acribillamos’ como guachos digitales a los otros, cegados por la ira y el descontrol emocional. Mea culpa.
 

Seamos sujetos y dejemos de ser objetivos de la violencia.
 

[email protected]

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected] @pabloescand

Más Noticias De Opinión

Una seria amenaza a la libertad

00:15 | | En la Asamblea Nacional se aprestan a debatir reformas a la Ley de Comunicación. Hay proyectos generados por los propios asambleístas y  está a las puertas uno del Gobierno. El cambio político ocurrido en el último año hace indispensable un replanteamiento de la norma, teniendo en cuenta que se forjó sobre la base de  una ideología populista cargada de hostilidad, revancha y odio. 

Fecha gloriosa

00:10 | | Los pueblos hermanos de Venezuela y Nicaragua están luchando por su libertad. Sufrimientos, atropellos y muerte es el precio que pagan para sacudirse de las tiranías que les impusieron, bajo el membrete de socialismo del siglo XXI, generador de odio, arbitrariedades, corrupción y miseria.

Diez años de impavidez

00:05 | | El escritor Javier Cercas sostiene que la Guerra Civil Española (1936-1939) no duró tres años sino cuarenta, cuando murió Franco y terminó el fascismo cuyos rezagos aún continúan. Gracias a la impavidez o serenidad del pueblo español que creía que las cosas terribles terminan por sí solas, lo que no es verdad cuando no se las erradica de raíz. Impertérritos hemos visto cómo en estos últimos diez u once años Correa ha hecho flecos de Ecuador, de sus instituciones, de las fuerzas armadas yde la justicia, a pesar de lo cual aún tiene partidarios que esperan una nueva oportunidad para perfeccionar su corrupción.

GALERIA DE VIDEOS